ROOMio, el teléfono de celda.
Para una comunicación relajada bajo control.

La celda como cabina telefónica? Pues claro. Con una tecnología minuciosamente meditada en el trasfondo, la telefonía de apariencia muy exclusiva para un centro penitenciario no acabará convirtiéndose en un problema de lujos, sino que contribuirá a la paz en la institución y a la reinserción social. ROOMio está compuesto de una carcasa compacta con auricular o manos libres. Se basa en la infraestructura tecnológica del sistema de telefonía PHONio. Es decir: manejo rápido y sencillo, cuenta sin tarjeta por medio de un código PIN así como amplias funciones de control y personalización. Se puede instalar como ampliación de los aparatos disponibles en el pasillo y se maneja, se controla y se regula desde el software central ADMINio. Sus ventajas: Colas más cortas en el pasillo, tiempos de espera reducidos, más privacidad para los reclusos y, por ello, un potencial menor de conflictos y agresiones.



Info
breve
Buenos
motivos:
  • Un ambiente más privado para los reclusos
  • Prevención de conflictos gracias a la fluidez de las llamadas
  • Control total sobre todas las llamadas
  • Configuración sencilla de todos los parámetros por medio del software ADMINio
  • Instalación sencilla en la celda, ya que se puede utilizar parte del cableado de la televisión existente